sábado, 2 de junio de 2012

Zoológicos, ferias y circos...


Era 28 de diciembre de 2011 y como una mala broma, se expedía una "minuta" de una reunión realizada y aprobada por sus participantes.

En dicha reunión (o quizá antes) se perdieron muchas cosas, comenzando con quién por situaciones personales viajó fuera de su país y aprovechó lo que podría ser natural, que es conocer a otras personas con quién se comparte una afición, como lo es el steampunk.

Por alguna extraña situación este personaje se sintió un "representante internacional" de un foro y a cuenta particular llevó un mensaje y una propuesta que nunca fue consultada con la comunidad a la que pertenecía.

Este individuo 8 días antes había realizado una reunión virtual para realizar una propuesta que por más buena intención que intenta promulgar poca se ve de esta, ya que se realizó de manera "clandestina" pero la noticia se propagó lo suficientemente rápido como para que se les cuestionara las razones del ocultamiento.

Nadie dijo nada y se guardó silencio entrando en activo "el síndrome del avestruz"

Entre las múltiples cosas de observar es que en la reunión dada en el país ajeno de quién se creyera ser una especie de "embajador", se plantea algo que es el control y revisión de la manera de hacer steampunk en el mundo latino americano, pues se sugiere que este sea enfocado en la creación de artilugios y el atuendo, limitando todas las demás expresiones.

Bajo un argumento difuso y poco claro de no buscar y caer en protagonismos.

Este individuo y quienes se han asociado con él, han recibido el repudio no solo en México sino en países como España, Chile y Argentina.

Encima el personaje al que nos referimos parece carecer de sentido lógico y lo que es peor, de conocimiento de los retrofuturismos, situación que ha demostrado una y otra vez de maneras diferentes y además, al asociarse con quienes aparecen en este reportaje -que es por demás penoso y lleno de protagonismo- denota qué su interés en el steampunk es mínimo.

Dicho reportaje fue firmado por miembros de diferentes comunidades de hispano america, al comprender que se estaba desacreditando al movimiento, fuere como fuere que cada persona lo manifieste.

Así que, Señor, Señora, Joven, Señorita cuídese ser engatuzado por quién dice que su agrupación da "vía libre, aunque de manera restrictiva, a una posible comercialización de la estética steampunk."

¡Ah caray!

No sé que opinen ustedes, pero así son los datos.

Y pues nada más por si usted llega a verlo cuídese!!!


(se le asocia también con "Steampunk Army" antes una estación de radio que dejó de funcionar. Sus asociados siempre prometen mucho y se comprometen poco)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Verificando autenticidad...